CITAS LITERARIAS

El retorno de Merlín. Por Deepak Chopra
Martínez Roca, Barcelona, 1996
412 páginas


-"La gente sencilla siempre es supersticiosa (...). Sienten terror ante los hechizos y los encantamientos, pero el verdadero poder (...) estriba en el silencio de tu corazón.
-Reflexiona profundamente en lo que te voy a decir, muchacho: la bondad de un hombre se mide por lo que es, no por lo que hace".
(página 36)


"-(...)Las palabras antiguas estaban relacionadas con cosas concretas, no con abstracciones. Si encontrabas una palabra que tuviera suficiente fuerza, con su sola ayuda podías derribar un árbol o pegar tal susto al alma de tu enemigo que se la echaras fuera de cuerpo.
(...)
-Las palabras celan secretos que son como escotillones de pasadizos subterráneos. Si quieres conocer la importancia real que tienen, debes estar dispuesto a explorar".
(página 121)


"-(...)La gente vive toda su vida encerrada entre paredes, tiene la realidad delante de ella pero no la ve, porque lo que llamáis real no es má que el reflejo de la imagen de vuestras esperanzas. Vais proyectando las mismas imágenes allí donde vais. Y esas imágenes os ciegan, os mantienen encadenados al pasado, pero vuestro temor más grande es que llegue un día en que el espejo os muestre la realidad (...)
-Creo que lo comprendo pero ¿cómo descubriremos lo que es real?
-La realidad es simplemente lo que es, la realidad es lo que tenéis delante de las narices, algo tan próximo que no deja espacio para equivocarse. Pero aún así, os equivocáis, porque todo lo que veis es lo que creéis que debería estar allí donde vosotros pensáis".
(página 168)


"(...)El dolor no es la verdad, sino aquello que hay que sufrir para encontrar la verdad". (página 170)


"-Amar es siempre una tragedia, porque siempre hay uno que ama más que el otro. (página 189)


"-Todo el mundo crea el mundo que percibe y todos lo percibimos de acuerdo con las impresiones que fijamos en el pasado.
-Me parecen consideraciones muy abstractas.
-Pues no lo son. Así es como creamos las cosas, la realidad, las demás personas.
-¡No me vengas con ésas! Yo no puedo crear otras personas. No soy Dios o, si lo fuera, entonces crearía personas mejores que las actuales.
(...)
-Tú no eres responsable de crear las almas de otras personas, lo que tú creas es la manera de relacionarse contigo. Si tienes un enemigo, en tu corazón lo creas. Las personas que te dan miedo a tí, gustan a otros, las que tú odias, otros las aman. Nos hemos cruzado con una docena de personas que podrían ser nuestra salvación, nuestros guías, pero tú les has vuelto la espalda (...)".
(página 217)


"Generación tras generación, los hijos han visto morir a sus padres y han llorado por no haberlos amado bastante, no haberlos amado el tiempo necesario o no haberlos amado con la sinceridad necesaria. La gloria está entretejida de dolor, mientras que las lecciones del mito y la mortalidad, entremezcladas unas con otras, serán verdad hasta que se abra la red del tiempo y libere a los que tiene cautivos". (página 360)


"-El ciclo de la vida y de la muerte continúa interminablemente, pero únicamente para los sentidos. ¿Qué pasa si todo es ilusión? ¿Qué pasa si la muerte existe tan sólo porque la gente cree que ha nacido, porque alguien se lo ha dicho? De hecho, no hay nadie que recuerde realmente la época en que no vivía. ¿Te acuerdas tú de cuando aún no habías nacido?
(...)
-Entonces, quizá es que estuviste vivo siempre y que el nacimiento no es más que un momento de olvido".
(página 384)