DON'T SHOOT ME

Presentación

     Don't Shoot me fue editado en enero de 1973 a la vez que Daniel, su segundo sencillo. Con anterioridad, en el invierno del 72, Crocodrile Rock con un éxito abrumador había preparado el terreno.

     Si hubiera que definirlo con un solo adjetivo este no sería otro que el de "nostálgico", y tal carácter no se deriva tanto del tiempo transcurrido desde su publicación cuanto del estilo imperante en el momento en que vio la luz y de la propia personalidad musical del cantante británico.

      La primera mitad de los setenta fue la época de la "glam music", una especie de movimiento retro (vuelta a la música de los 50) y sofisticado que puso fin a la época hippy. A Elton le iba como anillo al dedo, porque pudo esconder sus carencias (fundamentalmente su falta de atractivo físico, elemento más significativo de lo que pueda parecer a primera vista en el ámbito popero), detrás de una puesta en escena deslumbrante y convertirse en una especie de muchachito gordezuleo, tierno y extravagante, con sus gafas lunáticas, su calvicie vergonzante y prematura y sus plataformas doradas y escalofriantes. Las fotografías que acompañan Don't Shoot me son una buena muestra de todo esto.

     Por otro lado y desde un punto de vista estrictamente musical, Don't Shoot me es un álbum bastante emblemático de la manera de concebir la música de Elton John. Al músico británico se le ha echado en cara en muchas ocasiones el que carezca de un estilo propio. Pero yo creo que allí radica la gracia; desde esa perspectiva casi todos sus discos pueden ser considerados una suerte de compendio, de síntesis del pop, pues en ellos se aglutinan los más diversos estilos (rock, blues, jazz, godspell, soul, country, baladismo, etc.); todo ello tamizado por una personalidad musical dotada de una exquisita sensibilidad y una poderosa inteligencia. Existe sin duda "un estilo Elton", de una gran pervivencia y mucho más imitado a lo largo de los años de lo que pueda parecer, un estilo, en la estela Beatle, fundamentalmente ecléctico y melódico. Así una voz sin excesivos alardes pero de un tono sumamente agradable y de una gran ductilidad, capaz de adaptarse con resultados eficaces a casi todos los estilos, una forma de tocar el piano perfectamente reconocible y sobre todo un talento como compositor fuera de lo normal (sus canciones superan ampliamente en acordes a la gran mayoría de los músicos del ramo), hacen de él una de las figuras señeras de la historia de la música popular contemporánea.

Introducción

Curiosidades

Datos Técnicos

Las letras y el letrista

Los temas

Otros discos de Elton John

Introducción Curiosidades