Illueca 1. Sobrenombres 5.

Castillo Illueca

cronista



Castillo de Illueca

Texto elaborado por Luisa Miñana, a partir de la bibliografía reseñada



     El castillo de la localidad zaragozana de Illueca ha quedado para la historia inevitablemetne asociado a la figura del Papa Luna, Benedicto XIII, nacido Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor en esta residencia familiar, aportada por su madre, María Pérez de Gotor, al matrimonio formalizado con Juan Martínez de Luna, linajes ambos de los más importantes del reino de Aragón.

     María Pérez de Gotor había heredado la titularidad de los lugares de Illueca y Gotor al morir su padre, el cuarto señor de la baronía que había sido instaurada en tiempos por el rey Jaime I a favor del que fue su primer titular, un hijo del último rey moro de Mallorca, al que Jaime I adoptó. Los descendientes de los Luna y los Gotor serán reconocidos mejor a partir del siglo XVI como condes de Morata y en su poder permanece el castillo de Illueca hasta 1665, cuando Ana Polonia Martínez de Luna vendió señorío y titulos a un adinerado jurista, muy apreciado en la Corte, D. Francisco Sanz de Cortés, que recibió poco después el título de marqués de Villaverde. La propiedad fue heredada ya en el siglo XIX por los condes de Arjillo, y posteriormente por la familia Bordiú en siglo XX, que la conservó hasta cederla en 1981 al Ayuntamiento de la localidad.

     Recientemente restaurado y convertido en un centro de interpretación dedicado al Papa Luna, el Castillo-palacio de Illueca es Monumento Histórico Artístico desde 1931, y en 1985 fue declarado además Bien de Interés Cultural. La labor de restauración comenzó ya en 1982 y fue promovida por el propio Ayuntamiento de Illueca, a través de diferentes escuelas taller creadas en colaboración con el INEM.

     El primitivo aspecto del edificio era el de una espectacular fortaleza almenada, alzada sobre un largo promontorio que abriga la villa, con un patio originalmente descubierto en torno al cual se disponían todas las salas. A lo largo del tiempo el castillo sufrió decisivas reformas y modificaciones, por lo que en realidad podemos hablar de hasta tres etapas constructivas diferenciadas. La primera, de características arquitectónicas mudejarizantes, se extiende entre los siglos XIV y XV. La segunda se lleva a cabo en el siglo XVI e incorpora elementos renacentistas. Y la barroca tiene lugar en el siglo XVII. La configuración actual del castillo-palacio es por tanto fruto de toda estas intervenciones sucesivas.

Castillo de Illueca Siguiente Página
Siguiente Página
Inicio

Ir a portada Cronista

©2005 El Cronista de la red