Del amor y de la ausencia. 4.

por Fernando Sarría.

Cronista


Del amor y de la ausencia


Recojo los rayos arrebolados del atardecer
y mis manos son teas encendidas buscándote
en la creciente penumbra de las calles.
	
Somnolencia del estío, un viento azulado
desarma la mirada y los gestos son sorbos
de un té que consume poco a poco la tarde.

Sigo tus pasos. El contorno de tu figura
ensalza el crepúsculo, el  crisol del horizonte.
Te haces reina de la sombra y tu vestido
recoge el color suave y aterciopelado del vino,
copa de un elixir con que apagar mi anhelo.

Y no te encuentro más que al final del día,
en el borde del adiós y del olvido,
cuando la noche silenciosa 
lo cubre todo.

© 2006 Fernando Sarría

Pino mediterráneo


Seguir leyendo: La ausencia de ti... Siguiente Página
Inicio

Ir a portada del Cronista

© 2006 El Cronista de la red