Las Moradas de Eros. 8

por Rafael Lobarte.

Cronista


Las Moradas de Eros 8


Epigrama

No consigo arrancarte de mi boca.
No consigo arrancar de ti mis manos.
Hiendes mi pensamiento de tal modo
que un gesto tuyo, una palabra tuya
lo cifran todo para mí: una gloria
que al ser siempre tan breve es mi condena. 

© 2006 Rafael Lobarte

Venus y Marte


Seguir leyendo:Eukharistía Siguiente Página
Inicio

ir a portada de Cronista

© 2006 El Cronista de la red