Mirar y ser mirada: selección de poemas -8-

Víctor Mira 2

Víctor Mira.Antihéroe. 1993. Ciclo "Antihéroes". Técnica mixta sobre madera 56,5 x 64 cm

Yo amé a un muchacho comunista

         Si amas sin despertar amor,
(…) tu amor es impotente,
una desgracia
(Karl Marx)

No tengo pocos años, pero tampoco demasiados.
La edad perfecta, dice el recuerdo,
para empezar a escribir frases subordinadas.

Yo amé a un muchacho comunista
en aquellos años en que Marcelo Mastroianni huía a Rusia
y La Mangano ocultaba el dolor 
entre el guipur de una estilosa camisa blanca.

Entonces, era el tiempo de las reinas del baile.
Todas querían ser guapas y enseñar en los recreos
el botín de guerra de las tardes de discoteca.
Yo, en cambio, quería al héroe.
Ese chico de ojos horizontales y profundos
que hacía cola para ver películas subtituladas
en cines que nunca olerían a palomitas
mientras  hablaba de huelgas de estudiantes.

¿Cuántas minutos habrán pasado desde aquel "llámame luego" 
en la clase de filosofía?

Quizás logre descubrirlo si le saco brillo
a la fecha de caducidad de los espejos
o a un teléfono limpio de nicotina
que me habla de ese chico miope
que le entregó la voz a muchas noches de vodka y cigarrillos rubios.
Lo anuncia como un poeta y me pregunta
por qué sigo yo sin fumar.
Podría haber pensado una respuesta fácil,
pero la conjugación del recuerdo es una ecuación de segundo grado
y yo siempre fui de letras para las cosas del amor.

© 2008 Texto Sonia Fides

Mirar y ser mirada: selección de poemas
Seguir leyendo: Toma un café conmigo Siguiente Página
Inicio

Ir a portada Cronista

©2008 El Cronista de la red

Versión 16.0- Enero 2008