Cronista

/tr>

Francisco Carrasquer

Francisco Carrasquer ... - 3-



     Supe incluso, también de primera mano y con la emoción en sus palabras, de la amistad que le unió siempre a Pepe Martínez, el mítico editor de Ruedo Ibérico, con quien trabajó estrechamente, aunque fuera en la distancia desde que Carrasquer dejó París, en 1953, para instalarse en Holanda. Recientemente, tras un homenaje que el Ayuntamiento de Tárrega dedicó a Carrasquer por su fecunda trayectoria, el periodista David Castillo escribió en el diario Avui:

     A los 93 años, Paco [Carrasquer] vive en Tárrega, se mantiene firme y recuerda a la gente que conoció, los grandes poetas con quienes compartió iniciativas […] o el editor José Martínez, alma de Ruedo Ibérico, la revista y la editorial del exilio, que fue miserablemente abandonada por algunos de los colaboradores que la utilizaron antes de llegar al poder. La nómina de la revista tiene la lista de presidentes de comunidades autónomas, ministros y alcaldes más amnésicos de la historia.

Francisco Carrasquer José Martinez 4

     Finalmente, supe del amor por su mujer, Mª Antonia, que les ha unido durante tantos años, tantas penalidades y aventuras, y del orgullo por sus hijos, ahora acrecentado por la llegada de sus nietos…

     Su trayectoria no ha estado falta de reconocimientos, y el último, amén del citado homenaje en Tárrega, fue la concesión del Premio de las Letras Aragonesas en 2006, donde se declaró "émulo de los más grandes" y dejó patente su bonhomía, así como su natural buen humor: "Semejante galardón aprieta las clavijas de la conciencia responsable -dijo-. En lugar de dormirme en los laureles, van a ser los laureles los que no me dejen dormir".

     El galardón, que vino cuajado de abrazos, efusiones y apretones de manos, no trajo sin embargo voluntad de publicar sus obras inéditas por parte de las instituciones, a quienes habría correspondido hacerlo, como prueba del reconocimiento que entonces verbalmente se le tributó. Tengo en mi casa un ramillete de escritos inéditos y artículos publicados pero dispersos que él querría ver reunidos en un volumen. Me los ha ido mandando, aun sabedor de que ya no tengo mi antigua editorial, porque confía en que yo pueda intermediar por su publicación ante quienes pueden y deberían hacerlo. Y ése es el objeto con el que está escrito este texto que aquí va redactado.

     Francisco Carrasquer es el decano de las letras aragoneses, un gran intelectual y un magnífico escritor. Le debemos algo más que palabras bonitas en los discursos.


Portada Ascaso y Zaragoza. Dos pérdidas: la pérdida

© texto 2009 Mari Sancho Menjón

Inicio

Ir a portada Cronista

©2009 El Cronista de la red

Versión 18.0- Enero 2009