PoemasSiguiente Página
Siguiente Página: En la sala de los espejos

Poemas - Brenda Ascoz - 5


Odilón Redón

Odilón Redón

 
SARA

 
Nació de la palabra y del silencio
- sin embargo, en el principio, no fue el verbo.
Fue la acción-.
Alguien pronunció las palabras
que la hicieron posible.
En el principio fue "decir", fue la acción.
Después vinieron las historias 
las no-Historias, 
los laberintos,
los finales. 

Hubo un principio, pero no fue el verbo.

Ella es agua.
Se adentra en el río y es agua.
No siente el frío, ni siente
cómo las corrientes le lamen los muslos.
Forma parte de ese Todo que forma parte de ella. 
no tiembla 
no se eriza
no se estremece

Ella es un río que desemboca en sí mismo.
Dolor
dentro del dolor

_su piel es tan suave como
su piel_
No hay nada 
más allá de Ella.
No hay comparación posible.

Ella es todos los jamases
contenidos en un siempre;
todas las renuncias.

Se adentraría en la página
-él, que a todo teme-
para robarle a la poeta unas palabras:
"Fue demasiado lejos en la soledad
y supo -tuvo que saber-
que de allí no se vuelve." *
Las robaría para Ella, y le diría
¿Ves? También nosotros
fuimos demasiado lejos.

Sara lo hizo por segunda vez. Se alejó. 
Entró en un mundo que no era el suyo,
en una página infinita en su nada,
y supo -tuvo que saber-
que, desde allí,
no era posible el regreso.


* Alejandra Pizarnik

© 2009 Texto Brenda Ascoz

Inicio

©2009 El Cronista de la red

Versión 19.0 - Septiembre 2009