Rebetico 4. Cronista 19

cronista

Rebetico, rembetico

Rebético -4

     Pero el teké es, sobre todo, el "fumadero" de hachís por excelencia, como puede constatarse en el "zeïmbékiko" titulado "Mes ton Zambikou ton teké", (" Al teké de Zambikos"), de Kostas Tsovenos.


Al teké de Zambikos
iré a tomar un narguilé,
para ver cómo se lo fuman
y cómo toman, querido mío, hierba.

Para fumar hasta hartarme,
y ascender montañas y colinas

Me gusta ser una hasiklí,
beber en los tekédes
y alimentar los fuegos
de todos los narguilés.

Quiero fumarme
esta hieraba, querido mío, de ojos oscruos.

En el teké de Zambíkos
Irene se fuma un arguilé,
los manges tocan los baglamades
e Irene acaba con sus penas.
Ea, Irene, meraklí,
que te nos estás volviendo una hasiklí.

Al Teké de Zambikos

         4. Las drogas


     En los años 30 del siglo XX, lo mismo que en nuestros días, la marginación andaba inexorablemente unida al consumo de drogas. De éstas los textos unas veces hacen hincapié en los aspectos más dulces, otras en los más destructivos y amargos. Como ejemplo de esto último sirva una de las canciones más "fuertes" de toda la ya extensa historia del rebético: se trata de "O ponos tou Prezakia", ("El dolor del consumidor de preza"), un "hasápiko" de contenido autobiográfico; en efecto, Anestis Deliás, uno de los más brillantes compositores e intérpretes de rebético, murió a causa del consumo de estupefacientes. La palabra "preza" hace referencia a cualquier tipo droga dura que puede consumirse en polvo (heroína y cocaína principalmente):


Desde el momento en que empecé a fumar droga,
el mundo me rechazó y ya no sé qué hacer.

Dondequiera que estoy,  la gente no hace otra cosa que fastidiarme
y mi alma no soporta que me llamen drogata.

El esnifar por la nariz me llevó a emplear la aguja
y mi cuerpo comenzó lentamente a consumirse.

Nada me queda en el mundo pendiente,
pues la droga me hará morir en la calle.

O ponos tou Prezakia

Rebetico, rembetico
Seguir leyendo: Siguiente Página
Siguiente Página

© texto 2009 Rafael Lobarte

Inicio

Ir a portada Cronista

©2009 El Cronista de la red

Versión 19.0 - Septiembre 2009