Rebetico 8. Cronista 19

cronista


Rebetico, rembetico

Rebético - 8


          8. Las actividades delictivas

     Proxeneta y jugador, borracho y pendenciero, el mangas también se dedica a otro tipo de actividades, la mayoría de ellas de carácter delictivo, entre las que cabe destacar el hurto, que en muchos casos tiene consecuencias bastante nefastas para él, pues lo convierte en el juguete roto de un mísero destino. Este es el contenido de este estupendo "zeïmbékiko" titulado "To sakaki", ("La chaqueta"), compuesto de nuevo por Anestis Deliás:


La suerte lo llevó a robar una chaqueta,
se la puso y la llevó a Kareskaki.

Por desgraciada coincidencia, su propio dueño
se la quitó gritándole que era suya,
se la quitó diciéndole que era suya.

Cogieron al mangas, la hierba le quitaron;
de una paliza lo volvieron medio tonto y se lo llevan a la cárcel.

No le peguéis, muchachos, por una camisa vieja.
La llevó para venderla y fumarse una pipa,
la llevó para venderla en Kareskaki.

To sakaki



          9. La cárcel


     Ya tenemos a nuestro protagonista, como no podía ser de otro modo dado su carácter antisocial, en la prisión. Pero fiel a sus principios, no parece muy dispuesto a cambiar su manera de vivir. De esta forma, la cárcel se convierte en un teké un tanto especial. Veamos qué es lo que nos cuenta al respecto el famoso "karsilamás" titulado "I foní tou Arguilé", ("La voz del Argilé" de Vangelis Papázoglou.


Cinco años estuve preso en Yedí Kulé.
De tanta pena me di al arguilé.
Sopla, sorbe, chupa, prénsalo y enciende,
y vigila a esos guardianes tan patosos.

Y otros cinco olvidado por ti, guapa.
Para consolarme los manges me prensaron un arguilé.
Sopla, sorbe, chupa, prénsalo y enciende,
y vigila a esos guardianes tan patosos.

Ahora que he salido de Yedí Koulé
rellénanos el arguilé para que fumemos, guapa.
Sopla, sorbe, chupa, prénsalo y enciende,
y vigila a esos guardianes tan patosos.

I foní tou Arguilé


Rebetico, rembetico
Seguir leyendo: Siguiente Página
Siguiente Página

© texto 2009 Rafael Lobarte

Inicio

Ir a portada Cronista

©2009 El Cronista de la red

Versión 19.0 - Septiembre 2009