Que trata sobre la nueva etapa de El Cronista en el mundo digital

El Cronista inicia una segunda etapa. Va a apellidarse ahora "Dos Mil" (2000), porque nace a las puertas del nuevo año. Cuando comenzó a editarse, allá por la segunda mitad de 1997, fue una revista electrónica única en el panorama de Internet en Aragón.

Durante cerca de dos años, El Cronista trató de recoger y difundir las noticias más interesentes de la actualidad cultural española y aragonesa. En el momento en el que nos encontramos son muchas más las páginas informativas que pueblan la red. Creemos que El Cronista ya cumplió con creces con aquél papel meramente informativo. En esta nueva vida de nuestra -vuestra- revista electrónica, vamos a conceder mayor importancia a la valoración de los hechos y a su posible significado en el entorno europeo.

Desde la experiencia que nos da a los que hacemos El Cronista 2000, haber trabajado ya en Internet cuando corría el año 1994, creemos que el papel del periodista en la era digital está ampliando sus cometidos tradicionales. Cualquiera puede hoy informar de los acontecimientos más cercanos a su localidad por medio de Internet, y por esa razón el periodista digital debe ser capaz de aportar valores añadidos al mero relato de los hechos o a la descripción de su entorno.

Debe ser capaz de discernir aquello que es interesante desde un punto de vista más universal, o, por el contrario, sólo desde un punto de vista más particular, específicamente dirigido a sus lectores sectoriales. Debe aportar todas las conexiones necesarias para la comprensión más completa de lo que relata, abrir nuevos caminos que faciliten un posterior trabajo de investigación al lector, aportar cuantos bites sea capaz de documentación y archivo, de la manera más ordenada y accesible posible. Va a poder, además, interpretar personal y profesionalmente lo que cuenta, pues el internauta acostumbrado a la libre y abundantísima opinión que aflora a la Red, será quién decida si le da o no su fidelidad.

Los últimos estudios que han llegado a nuestras manos señalan que el 57 por ciento de los jóvenes que consultan Internet lo hacen para buscar y encontrar información, antes que entretenimiento, por eso en El Cronista 2000 creemos que mientras esperamos a que aumente -al menos en España y buena parte de Europa- la velocidad de conexión telefónica y disminuyan los precios, vale más que nos esforcemos por aportar la mayor cantidad posible de información con el menor "peso" digital, tratando, eso sí, de que esa presencia informativa sea acorde con los cánones del medio telemático, y proporcione una consulta cómoda y fácil, y, por qué no, agradable.

Estos son algunos de los objetivos de El Cronista 2000 en su segunda etapa, una revista digital sólo editada en Internet, dirigida por un profesional del periodismo con más de una docena de años de experiencia en medios de comunicación, y más de cinco en Internet, dicho sea esto con el sólo propósito de garantizar al lector internauta la rigurosidad del trabajo que ahora tiene en su pantalla, a quien damos nuestra sincera bienvenida, e invitamos a seguir "pinchando" en alguno de los temas de esta edición...

El año Dosñuel o Buñuel 2000

Los pintores surrealistas

Hermano musulmán: trae un neomudéjar. El Múdejar aragonés em Teruel.

Nuevas Miradas

El Héroe, de Gracián. Fragmento.

Recuerdo: revista Ambito. 1951.

Libros, Temas, Nombres propios...

Volver
VOLVER
©1999 Chema Gutiérrez Lera