Senderos página 4/5. Sergio Borao Llop.

Cronista

Senderos
Sergio Borao Llop
página 4/5

...Y llegaremos. Nada importarán entonces los arañazos producidos por las ramas y los espinos. Nada importarán las cruentas llagas en nuestros pies ya descalzos. El lugar al que llegamos, en nada se parecerá al que soñábamos al iniciar el ascenso, pero será un destino, una meta, un lugar en el que, felices y orgullosos, ahora que el camino quedó atrás y hemos conseguido nuestro propósito, nos dejaremos caer sobre una losa y descansaremos mirando a las estrellas y respirando la pureza del aire; libres ya de las ataduras de allá abajo, henchidos de placer, nos tenderemos a la espera del merecido descanso.

***

Esta parece ser la versión definitiva que Silvio W.J. tenía preparada para dar a la imprenta en el momento de su misteriosa desaparición. Quienes tuvimos ocasión de conocerle supimos, no obstante, que aquel manuscrito estaba incompleto o era falso. Cabía la posibilidad, es claro que lo tuvimos en cuenta, de que ese cuento no fuese más que un guiño, una especie de broma de despedida de nuestro amigo, pero era harto improbable que no hubiese dejado otra copia en alguna parte. Así, nos dimos a la afanosa tarea de buscar ese otro manuscrito (el original, en nuestra opinión) . Por fin, cuando ya desesperábamos, conseguimos hallar en una vieja carpeta, entre otros manuscritos ilegibles o crípticos, arrugada y amarillenta, una hoja de papel escrita y borroneada por ambos lados. Nada asegura que ese papel forme parte del cuento anterior, nada excluye tal posibilidad. Tenemos, sin embargo, la convicción de que son los párrafos finales del cuento. Creemos, incluso, que es imposible entender dicho texto sin haber leído estos párrafos. Es más, nos atreveríamos a asegurar que es inconcebible imaginarse a Silvio W.J. escribiendo las páginas anteriores sin la certeza de la página final. Hemos decidido, en consecuencia, agregarla.

***

Como idiotas.

Con la vista clavada en nuestros propios ombligos venerablemente ovinos.

página anterior ir a la página siguiente

volver a la portada de El Cronista

© 2001 El Cronista de la red

El Cronista de la Red es una revista interactiva creada con contribuciones voluntarias a traves de Internet desde el año 2000.
Literatura en todas sus versiones, ilustraciones y dibujos, musica y viajes.