Senegal: armonía africana 3

viajes Cronista

Senegal: armonía africana
por el viajero
Carlos García Manzano

ISLA DE GOREE

La isla de Goree, uno de los muchos puntos desde donde se embarcaban a los esclavos africanos hacia América, es ahora paradójicamente uno de los puntos más plácidos y serenos de Senegal. Es una isla de reducidas dimensiones, repleta de edificios de estilo colonial, pero rezuma sosiego y armonía por todos los vértices.

El viajero, tras el agobio intenso de Dakar, puede permitirse pasear cámara en mano por sus aireadas y hermosas calles, recrearse en la belleza de las gentes y del entorno, disfrutar del colorido a veces intenso de sus casas y palacetes. Apenas es incordiado por dos o tres vendedores en el puerto, donde los muchachos se lanzan al agua a recoger las monedas que los extranjeros les lanzan para poner a prueba su habilidad como submarinistas; una vez traspasadas las primeras casas, todo es remanso y cordialidad.

Es obligada la visita a la Casa de los Esclavos, centro donde se hacinaba a los esclavos a la espera de ser embarcados para el nuevo mundo. El lugar es extremadamente pequeño para el ingente número de personas a que se destinaba. Es, sin duda, el lugar más visitado de la isla, el que concentra mayor significación para sus habitantes. La persona a cuyo cargo se encuentra la casa muestra su empeño en que aquella ignominia no quede nunca en el olvido, como ejemplo de hasta donde puede llegar la mezquindad de los hombres en su afán de enriquecimiento. Por muy lejos que quede todo esto para el visitante, la simple intuición de cómo debían ser las horas y los días pasados allí dentro por los esclavos no puede dejar de causarle angustia y desazón.

Tras unas pocas horas de tranquilidad, el viajero debe volver inexorablemente a Dakar (muy a su pesar) para proseguir con el resto de etapas que le quedan por el país. Sin embargo, más adelante descubrirá que más bien es la capital senegalesa la que supone una excepción respecto del resto de localidades del país, que esa tranquilidad suma, que esa armonía excelsa es lo común -frente a la agitación dakariana- en esta nación africana.

SiguienteSaint Louis

© 2001 texto y fotografías Carlos García Manzano

e-mail


Página patrocinada por:


El Cronista de la red te ofrece este espacio de creación para que puedas publicar aquí tus apuntes de viajes y excursiones y las fotografías de ese pueblo que adoras.
Para colaborar, envíanos el texto en el cuerpo de un mensaje y las imágenes -si las tienes- vinculadas en jpeg.

enviar mis apuntes de viajes a El Cronista

Ir a portada del Cronista

©2001 El Cronista de la red

El Cronista de la Red es una revista interactiva creada con contribuciones voluntarias a traves de Internet desde el año 2000.
Literatura en todas sus versiones, ilustraciones y dibujos, musica y viajes.