Marisa Lamarca

página 3/4

¡Vaya pesadilla!.

Las dos.

Pero si nunca miro las esquelas, ¿cómo se me habrá ocurrido?.

¿De qué habrá muerto?, ¿se habrá dado cuenta?. Si ha sido una enfermedad larga, seguro…

Bueno, ya vale.

Ahora me fumaría un cigarro.

Si consiguiera dormir…

 

Una lechuga común de un verde intenso. De un golpe seco una cizalla la parte en dos.

En la mitad derecha, sobre sus hojas blancas, en negro, la palabra SMOKE.

 

¡Qué noche!.

No sé cómo me ha podido perturbar tanto la noticia si para mí había desaparecido ya.

Es la idea de la muerte lo que me ha trastocado, el simple hecho de pensar que puede llegar en cualquier momento, aquí, en este instante, ahora; sin poder ya jamás sentir la brisa, el fuego, el viento, reír, comer, tocar a alguien, mirar un objeto..., sin sentir dolor, odio, desesperación..., en fin, sin vivir. Lo que daría él ahora por tener una vida tan insípida como la mía...

¡Puf!.

A ver si me queda algo de la tableta de chocolate.

volver atrás ir a la página siguiente

Ir a portada Cronista

© 2000 El Cronista de la red

El Cronista de la Red es una revista interactiva creada con contribuciones voluntarias a traves de Internet desde el año 2000. Abarca literatura en todas sus versiones, ilustraciones y dibujos, musica y cualquier actividad considerada de interés.