Una aproximación a la vida y obra de Gabriel Bermúdez Castillo
por Luis Ballabriga. 1

Número XIII MMIII

Gabriel Bermúdez: Mi afición a la CiFi (ElfoSci-Fi)
Aproximación a la vida y obra de Gabriel Bermúdez (ElfoSci-Fi)
Manatí (leyenda amazónica)

logo Elfos

Carretas en el Iberá (relato)
El final de la piedra (relato)
Aguilas manchadas y otros poemas contra la guerra
¡Encuéntralo! Indice de Pergaminos

elfos cifi

Una aproximación a la vida
y obra de Gabriel Bermúdez Castillo

Luis Ballabriga

La novela y el relato de ciencia ficción o Anticipación y Aragón tienen, además de la consonancia, relaciones muy estrechas. Entre sus pioneros brillan especialmente Carlos Mendizabal ("El Wells español"), Santiago Ramón y Cajal con sus Cuentos de vacaciones y el polifacético Julio Bravo (felizmente recuperado en parte, gracias a la labor de Juan Domínguez Lasierra). En la postguerra tardía, Manuel Derquí, además de alguno de sus cuentos (uno de los cuales bien podía haber inspirado a los guionistas de la popular Matrix), escribe uno de los primeros textos teóricos españoles sobre el género, y aparece por fin el que es considerado, tanto por los expertos como por los aficionados (es decir con éxito de crítica y público), incuestionable maestro del género. Por si no lo han adivinado me estoy refiriendo a Gabriel Bermúdez Castillo, del que algo más diré. Y ya en la actualidad, además de algunas piezas de ese increíble pergeñador de tramas que es el aragonés de adopción y vocación Pepe de Uña, la gran promesa parece ser José Miguel Pallarés, brillante y exitoso novelista, estudioso del tema y natural de Zaragoza.

 

Nace Gabriel Bermúdez en Valencia, el 29 de junio de 1934. Su familia, aragonesa por la rama paterna viene de vacaciones a Zaragoza el 15 de julio de 1936, tres días antes de la sublevación fascista. Y en Zaragoza permanecerá nuestro autor hasta la década de los ochenta. Aquí cursa el bachillerato, en los jesuitas, y estudia Derecho y, simultáneamente, profesorado mercantil. En 1958 obtiene plaza por oposición de Corredor de Comercio; primero y por muy breve tiempo en Tomelloso y más tarde en Calatayud, lo que le permite residir en Zaragoza y seguir frecuentando a un grupo de amigos que comparten sus mismas aficiones literarias.

Ya en su época de estudiante había escrito algunos cuentos y aborda en esta época la novela con El guía en el crepúsculo y El puente de niebla, dos relatos costumbristas que no llegó a enviar a ninguna editorial. También por entonces escribe una primera versión de La piel del infinito. Su amigo Eduardo Valdivia, además de venderle su primera máquina de escribir, le introduce en la Peña Niké donde entablará amistad con Julio Antonio Gómez, Luis García Abrines, Emilio Gastón, Pío Fernández Cueto, Mariano Gaspar (personaje singular que exige una urgente recuperación) y los hermanos José Antonio y Miguel Labordeta; y colaborará en el Despacho Literario de la Oficina Poética Internacional (tauro, 1960) con el cuento "El tren de socorro". El mismo Valdivia y Julio Antonio Gómez lo embarcan en la aventura editorial de Javalambre (editorial de la que saldría entre otras cosas la colección de poesía "Fuendetodos"), y entre los tres dan vida a la colección de narrativa de ciencia ficción "Atanor", que inaugurará (y cerrará) en 1971 la colección de relatos El mundo Hókun, del mismo Bermúdez, firmado como Gael Benjamín y con ilustraciones de un por entonces desconocido Carlos Giménez, y a la que iban a seguir El Chupachiqui inservible de Matías Berruga Olivo y Las dos lunas de Marte, de E.F. Dillon, títulos y autores que sólo existían en la fértil imaginación de Gabriel Bermúdez. Eduardo Mendicutti juzgaba así Mundo Hókun en La estafeta literaria: "El libro está muy bien escrito, con estupendo cuidado del lenguaje y de la estructura... es fácil comprender y confirmar la categoría de un texto tremendamente coherente, riguroso, y en ocasiones, deslumbrante".

[Cuando se habla o escribe de lo brillante que resulta el actual momento de la prosa en Aragón, acaso se esté cometiendo una flagrante injusticia con la primera mitad de los setenta. José Antonio Labordeta publica en Júcar, Manuel Derqui, Santiago Lorén y Javier Tomeo en Planeta, Eduardo Valdivia en Alfaguara, Gabriel García Badell y José Vicente Torrente en Destino, José Ramón Arana en Al-Borak, etc... y Gabriel Bermúdez, claro, en Acervo]

pasa página

-- ElfoSci-fi anteriores --

Entrevista a Miquel Barcelo

Entrevista a Jordi José

Entrevista a Eduardo J. Carletti

portada
© copyright 2003 de los autores
© copyright 2003 Chema G. Lera
Revista ELFOS: www . elfos . org